Pensamientos, artículos e ideas que reforman.

En los dos últimos artículos hemos hablado del rol del profeta como ejecutor del pacto de Dios con su pueblo. Hemos examinado como el Profeta operó en el contexto del Antiguo Pacto en comparación con el Nuevo Pacto. En esta tercera parte veremos ahora las formas específicas y prácticas en como un profeta puede ser ejecutor del pacto de Jesús con su Iglesia. En el capítulo 4 de Efesios, versículos 11 al 16, encontramos el llamado de los Profetas al ministerio en equipo, la descripción de su trabajo y el resultado de su labor. Esta descripción que Efesios nos da, también se aplica a los otros cuatro ministerios mencionados en este pasaje. Leamos este pasaje primero, y luego lo estudiaremos:

Este post es sólo para suscriptores de pago

Regístrese ahora y actualice su cuenta para leer la entrada y obtener acceso a la biblioteca completa de entradas sólo para suscriptores de pago.

Inscríbase ahora ¿Ya tiene una cuenta? Entrar
Te has suscrito con éxito a SCRIPTA // Lecturas que Reforman
Bienvenido. Has iniciado la sesión con éxito.
Muy bien. Te has inscrito con éxito.
Su enlace ha caducado.
Éxito. Revisa tu correo electrónico para ver el enlace mágico para iniciar sesión.